Hunosa y sus filiales se convierten en medio propio y servicio técnico de las administraciones aprovechando su dilatada experiencia en recuperación medioambiental de antiguas explotaciones mineras.

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy, 31 de marzo, iniciar el trámite para declarar a Hunosa y sus filiales medio propio de la Administración como operador de trabajos de recuperación medioambiental de terrenos afectados por la actividad minera.

Con este acuerdo, el Gobierno tiene en cuenta la experiencia de Hunosa en el ámbito de la restauración medioambiental y postminería, lo que hace a la sociedad estatal y sus filiales un medio a aprovechar para desarrollar planes urgentes de acción en las cuencas mineras, encaminados a la generación de empleo, tal y como está recogido en el Acuerdo marco para una transición justa de la minería del carbón y desarrollo sostenible de las comarcas mineras para el periodo 2019-2027 y que se desarrollará al amparo de los Convenios de Transición Justa actualmente en vías de definición y puesta en marcha y que incluirán, entre otras actuaciones, las relativas a la restauración de las explotaciones mineras cerradas y de espacios afectados por antiguas minas.

El fin de la actividad minera ha generado una compleja situación económica y demográfica en esos territorios y requiere esfuerzos importantes en su reactivación y, además, ha causado importantes impactos medioambientales cuya restauración ha quedado pendiente por la desaparición de las empresas que explotaban esos espacios.

Ante esta situación, y de acuerdo con el espíritu de dicho convenio marco de propiciar una transición energética verdaderamente justa, el Gobierno entiende que es preciso más que nunca asegurar la continuidad de la política de reactivación de las comarcas mineras, facilitando su impulso económico mediante diversas actuaciones, entre ellas, proyectos de restauración del espacio natural afectado por la actividad minera o de actividades económicas alternativas que favorezcan la generación de nuevos empleos.

Por ello, Hunosa y sus filiales se convertirán en medio propio y servicio técnico de la Administración para que puedan participar en trabajos relacionados con la restauración de antiguas explotaciones mineras o industriales, patrimonio industrial protegido, etc., valorizando el conocimiento y experiencia de Grupo HUNOSA y posibilitando el desarrollo de nuevas líneas de negocio en este ámbito.