Inicio  >  Noticias

[return to news]

El alpinista Carlos Soria: “Impresiona visitar Sotón y ver la dureza del trabajo de los mineros, es tan duro como un ocho mil”

Carlos Soria




El himalayista, inmerso en el reto de convertirse en la persona de más edad que ha logrado hacer cumbre en los catorce ochomiles, visitó la mina de HUNOSA aprovechando su visita a Asturias para participar en las jornadas de montaña de Mieres.

Pozo Sotón, 17 de febrero de 2020

“Es tan duro como un ocho mil”. Así de tajante se manifestó el alpinista Carlos Soria Fontán, montañero conocido por estar inmerso en el reto de ser la persona de más edad en alcanzar la cumbre de las 14 montañas más altas del mundo, tras visitar el Pozo Sotón y conocer de primera mano la labor de los mineros.

El abulense, que es el único alpinista que ha escalado diez montañas de más de 8000 metros después de cumplir los 60 años, es, sólo por citar algunas cumbres, la persona más veterana en la historia que ha ascendido con éxito a cimas como el K2, el Makalu o el Annapurna, aprovechó su visita a Asturias, coincidiendo con su participación en las jornadas de montaña de Mieres, para bajar a casi seiscientos metros de profundidad al Pozo Sotón. Allí, acompañado por mineros de HUNOSA, Soria pudo picar carbón en una rampa y destacar, martillo en mano, la dureza de la labor que han desempeñado diariamente decenas de miles de trabajadores en Asturias. Al salir de la mina, sus palabras no dejaron lugar a dudas: "estoy impresionado, es una experiencia única". “No estaba muy convencido, no es mi ámbito, pero una vez que dentro de la mina, me ha impresionado muchísimo", subrayó para luego deshacerse en elogios hacia los guías mineros que le acompañaron a él y a su mujer durante la visita.

Antes de bajar por la jaula de la explotación, el montañero hizo un recorrido por el memorial minero, que rinde homenaje a los miles de trabajadores que fallecieron por accidente laboral en la minería del carbón en Asturias. A través del relato de los guías, mineros de la empresa HUNOSA, el himalayista pudo conocer las condiciones en las que se trabajaba en la mina hace más dos siglos y como ha ido evolucionando la tarea. "He visto que ahora hay más seguridad, pero hubo una época en la que trabajar en la mina era lo más duro que se podía hacer", destacó.

El alpinista quiso remarcar la dureza de la labor. Así detalló: "estar encerrado dentro del pozo, picando el carbón con lo que pesa el martillo y con todo el peligro que tiene, y no es por deporte o por hacer algo divertido, sino por ganarse el pan cada día, es algo que hace esta tarea diferente a otras y mucho más dura”.

Toda una experiencia que el propio montañero replicó sacando su propio carbón, tal y como hacen todos los visitantes que se acercan a Sotón. "Sí, he estado picando carbón, pero, por fortuna, para mí fue sólo un juego”.

Carlos Soria lleva 65 años con su afición a la montaña y a pesar del tiempo, "no pienso parar hasta que muera". Eso sí, aseguró que "cada vez tengo más problemas, tengo una prótesis en la rodilla izquierda, me han operado en una mano, así que lo que hago es adaptarme a lo que me va bien y a lo que me gusta". Su objetivo es terminar los catorce ochomiles. "He estado en los catorce, en todos por encima de los ocho mil metros, pero me falta llegar a la cumbre de dos de ellos, así que espero acabarlos", destacó.

El Pozo Sotón de HUNOSA es la única mina del mundo que ofrece al turista la posibilidad de convertirse en minero por un día experimentando a más de medio kilómetro de profundidad las tareas propias de esta labor. El Pozo Sotón pertenece a la empresa HUNOSA, organización empresarial de titularidad pública (participada al 100% por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, SEPI) perteneciente a los sectores energético y minero con sede en Asturias. En el ámbito de la energía, HUNOSA cuenta con un grupo termoeléctrico y opera en energías renovables como la geotermia y la biomasa. Además, presta servicios de consultoría en ingeniería y promueve y comercializa suelo industrial. Grupo HUNOSA está integrado, además, por dos filiales. Sadim Ingeniería presta servicios de sistemas de información, ingeniería minera, seguridad minera e industrial y museografía minera. Por su parte, Sadim Inversiones promueve proyectos empresariales alternativos a la minería mediante préstamos participativos propiciando así la generación de empleo y la actividad industrial.

[return to news]