Inicio  >  Conócenos  >  Resultados  >  2013
Tras finalizar la vigencia del Reglamento [CE) 1407/2002, de 23 de julio de 2002, que regulaba las ayudas estatales a las empresas del sector minero, el Consejo de la Unión Europea adoptó, el 10 de diciembre de 2010, la Decisión 2010/787/UE, que prevé conceder, a partir del 1 de enero de 2011, ayudas al cierre de las minas de carbón no competitivas que comiencen un plan de cierre de explotaciones estableciendo como fecha límite para su concesión el 31 de diciembre del año 2018, así como un ritmo progresivo de reducción de las aportaciones al sector.

En este contexto, el 1 de octubre de 2013 se firmó el marco de actuación para la minería del carbón y las comarcas mineras en el periodo 2013-2018, por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Carbunión y las organizaciones sindicales UGT, CC.OO. y USO. Este documento marco establece para las empresas mineras la posibilidad de recibir ayudas estatales destinadas a facilitar el cierre de las minas de carbón no competitivas, es decir, con pérdidas de producción corriente en el periodo establecido por la Unión Europea.

HUNOSA realizó durante el ejercicio un importante esfuerzo diseñando el Plan de Empresa para definir el futuro de la compañía en las mejores condiciones económicas posibles. A partir de la publicación del documento marco, se inició la negociación, alcanzando un acuerdo el 15 de mayo de 2014. Este nuevo Plan permite planificar adecuadamente el proceso de concentración y cese de la actividad extractiva, a la vez que establece las actuaciones necesarias de restauración medioambiental, un plan de diversificación y otro de promoción industrial, y permite una reducción no traumática del excedente de plantilla.

La producción bruta de carbón de HUNOSA alcanzó 662 miles de  toneladas y la lavada 482 miles de toneladas, lo que supuso una mejora de 1,3 puntos en el rendimiento ponderal previsto. La producción lavada de carbón resultó solo un 6% inferior a la conseguida el año anterior, a pesar de la reducción de la plantilla promedio y del cierre del Pozo Candín a principios de año. La producción de energía del grupo termoeléctrico se situó en 383 gigavatios hora, un 24% más que en 2012 por el efecto de la huelga del año 2012. El Grupo HUNOSA obtuvo un importe neto de la cifra de negocio de 62,5 millones, unas ayudas de 6,2 y unas pérdidas netas de 14,9. Los resultados se producen después de que las ayudas públicas se hayan reducido en más de un 75 por ciento (en 21,2 millones de euros) y la fiscalidad se haya incrementado en un 517 por ciento.

Para adaptarse a esta situación de reducción de ayudas e incremento de la fiscalidad, la empresa ha puesto en marcha un plan de control de gastos. HUNOSA ha logrado así reducir los costes de explotación rebajando los capítulos de consumo de materiales y de trabajos realizados por otras empresas en un 14 % (pasó de 24.978 miles de euros en 2012 a 21.396 miles de euros en 2013). En cuanto al coste de los servicios exteriores, la reducción fue de algo más de un 15 %, pasando de 36.088 miles de euros en 2012 a 30.612 miles de euros en 2013.

La plantilla final del Grupo se situó en 1.693 personas y la media en 1.700. Las inversiones ascendieron a 3,1 millones, destinadas a la continuidad de la actividad minera. Con relación a las existencias del Almacén Estratégico Temporal de Carbón se han vendido 172 miles de toneladas, por lo que el stock al cierre del ejercicio alcanza 1.595 miles de toneladas. Las aportaciones de SEPI totalizaron 237,5 millones de euros, destinándose aproximadamente dos terceras partes a cobertura de costes sociales de planes anteriores.

Si quiere consultar las cuentas de HUNOSA en particular haga clic aquí.

Para consultar las cuentas de todo el Grupo HUNOSA haga clic aquí.