1967-2017 Cincuenta años de historia industrial en Asturias
logo_hunosa_50_final

Grupo Hunosa

logo_sepi

Buscar

 
Inicio  >  Noticia actualidad

[return to news]

El Pozo Sotón de HUNOSA abre una nueva ruta turística por el interior de la mina, más corta, para hacer la visita más accesible al público

sotoncorta

El recorrido, a 556 metros de profundidad, durará dos horas y atenderá, principalmente, la demanda de los tour operadores, que reclaman actividades más breves para incluir en sus viajes programados

El Pozo Sotón de HUNOSA, en San Martín del Rey Aurelio, primera mina de carbón en Europa accesible a los turistas, ampliará su oferta y pondrá en marcha este verano un nuevo recorrido guiado más corto por el interior de la explotación para atender la demanda de aquellos visitantes que consideran demasiado exigente el tour de cinco horas que se ofrece actualmente y la que realizan los tour operadores, que reclaman actividades más breves para incluir en sus viajes programados. La nueva oferta, que completará a la ya existente, contempla una visita a la mina de dos horas y se ofertará a un precio de treinta euros.

La visita se centrará principalmente en la experiencia de la mina. Antes de tomar la jaula, los visitantes se cambiarán de ropa, recibirán una charla formativa de seguridad y serán provistos de lámpara de luz y equipo auto-rescatador. A continuación se dirigirán al embarque del pozo para iniciar el recorrido interior.

Las visitas se desarrollarán en la décima planta del Pozo Sotón a una profundidad respecto a la superficie, en la caña del pozo, de 556 metros, a -308,27 metros por debajo del nivel del mar. La longitud aproximada del recorrido será de dos kilómetros.

Los interesados accederán al embarque en el exterior, tomarán la jaula tras pasar por la sala de máquinas y descenderán hasta décima planta. Desde el embarque, ya en décima, se dirigirán a visitar la sala de bombas y la sala de baterías para, luego, tomar el tren hacia la chimenea “La Turista”, donde podrán probar suerte con el martillo y picar su propio carbón. Finalmente, se hace el recorrido de vuelta hacia el embarque.

El Pozo Sotón ha supuesto, desde su apertura en 2015, un hito en el turismo industrial en España. Es la primera mina  en Europa abierta a visitas permitiendo al público llevar a cabo una jornada de trabajo minero a 556 metros de profundidad. La iniciativa se puso en marcha después de que la mina fuera declarada Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, en 2014. Durante la visita larga, que se extiende durante casi cinco horas, se realizan los trabajos propios de la mina: picar carbón, barrenar un frente de galería, bajar un plano casi vertical hasta 556 metros y recorrer un trayecto de dos kilómetros en un tren minero también a 556 metros bajo el nivel del suelo.

Hasta la fecha han sido casi cuatro mil los visitantes que se han adentrado en los 140 kilómetros de galerías que pueden recorrerse desde la caña del Pozo. Para valorar adecuadamente esta cifra hay que tener en cuenta que, por motivos de seguridad, la visita está restringida a pequeños grupos de turistas. Inicialmente, se pusieron en marcha con grupos de diez turistas al día mientras que, desde hace algo menos de un año, se ha ampliado a treinta personas por jornada. Además, dada su exigencia, la visita larga no es apta para todo tipo de público. La puesta en marcha, ahora, de una visita más corta, pretende ampliar el abanico de público potencial que puede conocer la mina.

En dos años de funcionamiento, el Pozo Sotón se ha integrado, de la mano del Museo de la Minería y la Industria de Asturias (MUMI), en la Red Europea de Museos Mineros, red que suma anualmente más de un millón de visitas; ha sido distinguido con la máxima calificación –Anchor Point- por la prestigiosa Ruta Europea de Patrimonio Industrial, ERIH, algo que convierte el centro en un referente del turismo industrial en Europa; y con el premio “Embajador Turístico de Asturias 2017” de OTEA, patronal asturiana de hostelería y turismo del Principado, por la “la acertada reconversión de una instalación minera para uso turístico y cultural y la apuesta por las cuencas mineras con una actividad novedosa que beneficia al tejido económico del territorio”. También se ha convertido en la primera mina del mundo visitable en Google Street View, plataforma social permite al internauta tomar la jaula, bajar al pozo y recorrer algunas galerías de la explotación; y se ha hermanado con el Descenso Internacional del Sella.

Además, el Pozo está reconocido como uno de los 100 Elementos del Patrimonio Industrial en España junto a elementos fundamentales del patrimonio nacional como las minas de Almadén, Riotinto, el Canal de Castilla, los Altos Hornos de Vizcaya, la Estación del Norte de Valencia, el Puente Vizcaya o la Real Fábrica de Tapices de Madrid, entre otros.

[return to news]